Elio Petri: “A ciascuno il suo”.



Se acostumbra atribuir a Ulpiano la célebre frase “a cada cual lo suyo” o “dar a cada cual lo que le corresponde”, sea como un precepto de Derecho, sea integrando el concepto de Justicia.

“A ciascuno il suo” (1967), es el título –muy a propósito- de una de las varias joyas cinematográficas del realizador italiano ELIO PETRI (1929-1982).
Basándose en una novela de Leonardo Sciascia, y extrayendo provecho de talentos actorales  -como el de Gian Maria Volontè-, evidencia realidades y conductas -antijurídicas y antisociales- encubiertas mediante el acomodo y la hipocresía; pero también deja claro que no todos se someten.
Junto a otros cineastas, integró una generación que aportó mucho. Sabían que el anhelo de cambio social está impregnado de razón pero también de sentimientos y valores. Y esto sabían traducirlo –brillantemente- al lenguaje cinematográfico.
En este film, incluso la banda sonora (de Luis Bakalov), resulta un premio. Y muy acertada su selección para cada secuencia, incluso jugando con la ironía.
Reiteramos: a nuestro juicio, una joya –más- de PETRI.